Animales Fetenes: Sepias

Iniciamos una nueva sección mensual, al más puro estilo “nationalyeografic”, sobre los animalitos más curiosos de nuestro planeta (en un futuro no descartamos hacer otra sección con animales extraterrestres) Hoy hablamos de las sepias.

 “Las Sepias, mucho más que un rico plato de comida”

Seguramente la mayoría de ustedes conozca estos moluscos cefalópodos por “Sepia a la plancha”, pero deben saber que antes de estar cocinados, estos bichitos también hacían su vida: nadaban, comían, hacían caca y pis y dormían (between other things).

Las sepias son simpáticas, son bichitos vivarachos que pueden alcanzar los 40 cm de longitud. Se alimentan sobre todo de algas, aunque también fagocita pequeños moluscos, camarones, peces, etc. Entre sus predadores se incluyen los tiburones, los delfines, las focas y el ser humano, que se lo come a la plancha y con un poquico de perejil. Viven de uno a dos años, si no se los comen antes, claro.

Hablamos con un experto en la materia, el doctor Jim Waters.

“Tras jincar las sepias mueren.”

Animales fetenes- Sepias
Sepia haciéndonos ojitos.

Esto nos lo explica el doctor experto en animales fetenes, Jim Waters, del Instituto Oceanográfico de Chichinabo«Las sepias no son tontas, nada más hacer el acto, espichan, palman, mueren… y ustedes se dirán: “¿porque ya han cumplido con su cometido en la naturaleza, que es perpetuar la especie?” Y yo les contestaré “no, la razón de su muerte es que se esfuerzan demasiado, al pasárselo tan bien es lo que tiene”. Después dejan un montón de bebés-sepias huérfanos, menos mal que son animales muy inteligentes y saben salir p´alante.»

Seguimos charlando con el doctor, mientras nos invita  a pasear por las instalaciones del Oceanográfico y observar a las sepias con sus graciosos bailes producidos por la ondulación de los pliegues laterales de su manto.  Parece que se nos queda mirando, no sabemos si porque quiere hacerse amiga nuestra o para suplicarnos que no nos la comamos.

Sepias flotando tan alegre.
Sepia flotando en el estanque imitando a la Enterprise.

Hoy Jim Waters anda con prisa, así que se va despidiendo de nosotros prometiéndonos la próxima vez tener más tiempo y contarnos más de otro animal fetén: los Capibaras. Terminamos nuestro recorrido en el tanque de las sepias bebé. Lo último que vemos es  una mirada a lo gato de Shrek de una baby sepia, mirada que nos hace confirmar que no tomaremos sepia a la plancha en mucho tiempo.

¡Comparte!

Deja un comentario

cuatro × dos =