¿Alguna Duda?

Preguntas Frecuentes

Contacto

Email y Chats

ES | EN

Animales Fetenes: Los Titís

Uno de los grandes grupos de animales fetenes de los que aún no hemos hablado es de los primates, suponemos que por la cercanía a la raza humana. Básicamente para imitarles ni tenemos que mirarles, tan sólo tenemos que «recordar»… ¡que venimos de ellos, leñe!

En esta ocasión, además contamos con nuestro biólogo especialista en animales fetenes, Jim Waters, que ha vuelto de sus infinitas vacaciones y nos echa una mano con el tema-primates.

titi1

«Están todo el día tocándose sus partes»

Jim Waters nos enumera amablemente los grandes puntos comunes en los primates:

«Los primates son mamíferos peludos, que tienen cinco dedos en las manos y pulgares prensiles. Por lo general suelen ser bastante sociables, dependiendo de la raza tienen distintos modelos de «sociedad», hay algunos modelos que son un poco joputas, pero los seres humanos somos los que menos podemos hablar. Los primates también cuentan con estos puntos comunes:

  • Trepan a los árboles. Se suben a las ramas. Tienen una visión techni-color.
  • Comen plátanos, tiran cocos.
  • Están todo el día tocándose sus partes e intentando jincar.
  • Se quitan los piojos los unos a los otros, de una manera ciertamente graciosa.
  • Son un poco muy cochinos: se meten el dedo en el culo y lo huelen, a  veces cayéndose por ello del árbol (y nunca aprenden).»
  • Tiran cacahuetes a los seres que les cae bien. Caca a los que les caen mal.monos_titis560

Preguntamos a nuestro especilista por los Titís en particular.

«Pequeños, peludos, ágiles… Les gusta jugar con cualquier cosa que pillen (por eso no existen titís artificieros) Los titís además son de los primates más simpáticos. Son conocidos como monos pirata, porque han aparecido en numerosas peliculas, haciendo papeles de monos mangantes. Lo que no sabe la gente es lo que pasaba detrás de las cámaras. Los titís, a pesar de ese aspecto tan tierno son grandes galanes…»

Nos despedimos de Jim Waters, que está exhausto tras estas cuatro frases. Nos asegura que le ha picado un animal salvaje y de ahí su cansancio, pero nosotros sabemos que se trata de un síndrome mega-post-vacacional.

Aprovechamos para acabar, una vez más, con unas imágenes de esas que te hacen exclamar un «¡ooooh!» de ternura.

monos_titis144

¡Hasta la próxima entrega!

 

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on email

Deja un comentario

diecinueve − dieciseis =