Mamá, soy friki

“Mamá, soy friki”. Creo que llegada a este punto de la existencia, una existencia cargadita de pequeñas obsesiones divertidas, me puedo permitir salir del armario en ciertos contextos (lo siento, ninguno sexual así que este post no engrosará las listas de más leídos de la blogosfera, posiblemente, e intentaré vivir con ello).

mama soy friki
La evolución del término friki, u originariamente freak, ha supuesto dejar de lado la consideración de marginado social, de rarito, al individuo al que se le atribuía el término. No en vano la persona friki, hace años, era considerada como alguien aficionado en extremo a gustos raritos, poco generalizados y, digamos, poco ortodoxos. Alguien excéntrico (término que ahora suena muy bien) pero marginao’. Es así.

Leer másMamá, soy friki